Usuario Software

Un software sin usuarios es como un desierto sin oasis, está totalmente muerto.

 

Llevo unas semanas leyendo el libro Inspired, el cual recomiendo en especial a los responsables de proyectos de software.

En este blog ya hemos hablando varias veces la metodología de desarrollo de nuevos productos de software denominada MVP (Mínimo producto viable). El mínimo producto viable es una gran metodología que se trata en  Inspired,  según este libro lo más importante es conseguir usuarios reales que validen tu MVP.

.

1.- Seis usuarios contentos.

El primer objetivo es conseguir por lo menos seis usuarios reales, felices, que usen tu producto y que provengan de tu nicho objetivo. Para lograr estos seis usuarios probablemente tendrás que empezar con alrededor de 10 usuarios potenciales.

.

2.-Empieza desde el principio.

Desde el primer día que comiences a desarrollar el MVP, el responsable del proyecto tiene que empezar a buscar esos usuarios en el segmento de mercado. Los usuarios pueden ser de la base instalada, prospectos, nuevos registros, etc… lo más importante es que estos usuarios sientan que hay un problema real que solucionar, que lo tengan que solucionar rápido y que tu producto sea la respuesta.

.

3.-Los beneficios de los usuarios.

  • Los usuarios pueden participar en la definición del producto, tener un acceso privilegiado a los programadores, gestores y a la evolución de la solución.
  • Los usuarios necesitan solucionar un problema actual y están interesados en la solución que tu propones.
  • Los usuarios tendrán un coste muy reducido o incluso gratis.

.

4-Tus beneficios.

  • Tienes una serie de usuarios con los que puedes hablar y resolver tus dudas.
  • Tienes acceso a la empresa y a todos los usuarios que usen tu producto.
  • Los usuarios están dispuestos a realizar test de usabilidad de producto (en remoto o local)
  • Los usuarios están dispuestos a probar las versiones en formato betatester.
  • Si les satisface la solución podrás realizar un caso de éxito con su empresa.

.

5-Puntos críticos

  • Es importante que estos usuarios no paguen inicialmente por la colaboración. La intención es construir una relación de partner, no una de cliente/proveedor. Necesitas que los usuarios se involucren en el desarrollo del producto. Podrás cobrarle cuando consigas un producto que solucione su problema y que realmente quiera. 
  • A los departamentos de ventas les encantan este tipo de programas que se venden fácilmente, nunca gestiones más colaboradores de los que realmente puedas. El número de usuarios máximos en un programa de este tipo suele ser de 10.
  • Si te cuesta encontrar usuarios que acepten este trato y se pongan a trabajar con el software, lo que realmente tienes entre manos es un problema de concepto. Lo normal es que este tipo de propuestas tengan cientos de interesados. Si los clientes no están interesados en tu solución es que quizá no tengan el problema. Piensa si estás invirtiendo el tiempo en un proyecto que merezca la pena.
  • Es importante que los usuarios que selecciones sean de tu nicho objetivo y que  no sean early adopters son perfiles tolerantes que se apuntan a cualquier moda y que te pueden confundir.
  • Ten cuidado con no desarrollar un programa a medida para ese grupo de clientes, tienes que dejar claro desde el principio que estás desarrollando una solución general para el mercado.
  • Cuida la relación con estos parther, son realmente compañeros en el desarrollo y trátalos como tal.
  • Tienes que aprender a trabajar en equipo con ellos, pruebas de usuarios, betatester, prototipos, dudas, estáis desarrollando una solución conjunta.
  • Despliega todas las versiones antes a este grupo de usuarios y no las saques al público antes de que ellos sean realmente felices con la propuesta.

.

6-Puntos críticos si trabajas para programadores

Si desarrollas plataformas hay algo que tienes que tener en cuenta y que es especialmente crítica. Tienes que enfocarte al producto final de tu cliente y no el tuyo. Debes conseguir 6 productos realizados por los  tus clientes que puedan ser una referencia. No tienes que ocuparte sólo de tu producto si no del producto final que ellos van a desarrollar con tu plataforma. Tienes que conseguir que los productos que desarrollen con tu plataforma tengan éxito con sus clientes.

 

Esta técnica es una manera de desarrollar productos que los usuarios aman.

.

.

El Software – primera versión

Me encantan las reuniones cuando se inicia un proyecto, cuando jugamos a ser dios y realmente no pasamos de ser una mala pitonisa, se discuten horas sobre la funcionalidad, mensajes claves y comportamientos de los usuarios.

Saltos de FE: Al comenzar un proyecto tienes que hacer saltos de fe, debes apostar por una idea y confiar en que realmente tu software va a resolver un problema de gente real. Lo primero que necesitas es un producto mínimo viable para probar que tus saltos de fe están basado en una realidad y que solventa un problema real de los usuarios.

El producto Mínimo Viable (MPV): El MPV ayuda a empezar el proceso de aprendizaje lo antes posible y dejar de hacer saltos de fe. El MPV es el inicio del proceso de aprendizaje y redefinición de la estrategia. El MPV no es un prototipo para probar aspectos de diseño o programación, su objetivo fundamental es probar las hipótesis empresariales. El MPV requiere el coraje de desarrollar nuestros saltos de fe y esperar que nuestros usuarios reaccionen como esperamos. Cuando estés desarrollando un MVP elimina cada proceso, funcionalidad, formulario, informe, rejilla que no contribuya directamente a aprender sobre lo que estás buscando comprobar. Nunca olvides que el MPV es solo el primer paso de tu búsqueda y aprendizaje.

Desarrolla-Analiza-Aprende: El famoso prueba y error, una vez que tu primer MPV está en la calle, analiza y aprende. Tienes que hacer iteraciones lo más rápidas posibles para darle forma a tu idea y tus saltos de fe.

El MPV es el inicio de nuestra prueba y error, tu primer MPV carecerá de funcionalidad que después se demostrará que era esencial, pero mejor que está se confirme en el proceso de iteraciones que invertir en desarrollar y luego darnos cuenta de que algo no es tan necesario como los pitonisos estratégicos pensaban. Algo básico y que siempre olvidamos, es medir, evaluar y analizar lo que la gente está usando y apreciando de las diferentes iteraciones, esa información es básica para aprender y evolucionar. Si en estas primeras iteraciones nos damos cuenta de que algunas de nuestras hipótesis y saltos de fe eran erróneos en el momento de cambiarlo y desarrollar nuevas hipótesis estratégicas.

Nunca olvides: “El éxito no es desarrollar una funcionalidad, el éxito viene de aprender a resolver problemas de clientes”

Biografía: The Lean Startup: How Constant Innovation Creates Radically Successful Businesses: How Relentless Change Creates Radically Successful Businesses