Cultura Oriental vs Cultura Occidental

por Alfonso Gutiérrez

El viernes pasado me llegó un interesante correo de mi compañera Fangei Cha en el que aportaba unas interesantes reflexiones sobre las diferencias entre la cultura Oriental y Occidental. Voy a comentar en este post algunos de sus comentarios todos ellos interesantes:

“Todos sabemos que la cultura oriental (sobre todo la japonesa) es una cultura “no touch” (no tocar). Sin embargo, la española es famosa por su cariño.”

Hace poco, una de nuestras compañeras más cariñosas abrazó a Haoming el día que se lo presentaron en Vigo, ¿Os podéis imaginar la reacción Haoming?  Se asustó, ya que no está acostumbrado al “toque”. Como Españoles nos cuesta entender eso de no dar la mano, no dar un par de besos, o no abrazar, pero cada cultura es un mundo.

La cultura oriental es una cultura de “no tocar”. En Japón me sorprendió especialmente, ya que bajo ningún concepto se llegan a acercar a menos de un metro de ti.

“El otro día, hablando de trabajo tocamos el tema de siempre: forma de ser distinta. Siempre menciono el individualismo occidental y el colectivismo oriental. De hecho, muchas veces es el punto de choque que se refleja en nuestro (mi) trabajo diario.


“La gente japonesa (oriental) es mucho más colaboradora. Si El Concello de Vigo dice: mañana todo el mundo a la calle para limpiar la ciudad, te juro que la 90% de los japoneses lo hacen. Pero, pocos españoles lo van a hacer.”

Sinceramente Fang Fei no se muy bien como definir este punto. Cuando estuve en Japón algo me sorprendió profundamente, nuestra asesora de negocios me dijo:

“Aquí no hay términos medios, si tu producto gusta, en unos años el 80% del sector lo utilizará”. Es como si los Japoneses fueran todos a una. Confían 100% unos en otros. Un ejemplo claro es el uso de Internet, el 70% de los Japoneses usan Internet, el porcentaje más elevado de utilización del mundo.

Confianza, obediencia, fe, no se cuál es el adjetivo clave para definir estos comportamientos en masa sin pensar ni replantearse nada.

-
Creo que la palabra “colaborador” puede ser un punto de encuentro entre las dos culturas en cuanto al trabajo de equipo. Un ejemplo:

En un trabajo de equipo de occidentales (María, Juan, Jorge, Rebeca, Javier), lo que suele pasar es que:

- Hablando de un tema, todo el mundo opina;
- Resulta que Jorge, Juan y María tienen la misma opinión, Rebeca la suya, Javier otra;
- Rebeca empieza a explicar su idea, y después Javier;
- Lo que intentan hacer éstos dos será desacordarse con otros cuatro, expresar e INSISTIR en sus ideas, convencer al resto que adopte su plan;
- Lo siguiente es negociaciones interminables hasta que todo el mundo se da cuenta que es tarde y tiene hambre y se va a tomar un café o una caña o a comer o a cenar!
(Y si al final, se decide entre todos que se va a adoptar el plan de los 3, Rebeca y Javier tendrán que entregarse, pero cabreados…)

En fin, no ha sido productivo. Pero si Rebeca y Javier hubieran sido más colaboradores¿?

El modelo oriental tampoco es guay…

- El jefe explica el tema;
- Todo el mundo entrega un informe explicando sus opiniones;
- El jefe decide adoptar el plan del fulano;
- Y todo el mundo trabaja en el plan del fulano.

Entonces, preguntáis: los otros que han entregado sus informes que al final no han sido aceptados no luchan??!! Pues el jefe va a explicar a “los otros” el motivo del rechazo para que entiendan y motivarlos a hacer siguientes tareas.

Mucho he debatido con Haoming sobre estos aspectos. Según su visión, menos opinión, más obedecer y ejecutar. Desde mi punto de vista, la cultura oriental está más jerarquizada, la gente está educada para obedecer y ejecutar. Sólo unos pocos dan órdenes y muchos ejecutan perfectamente las mismas, sin replantearse si lo están haciendo mal o bien. La cultura del ordeno y mando en España es de los 80 o 90, es algo del pasado. Estoy de acuerdo con Haoming que los Orientales son más eficientes pero creo que su cultura no es la propicia para la innovación y la creatividad. De hecho hoy día China se está convirtiendo en la fábrica de las ideas del mundo. (Design by Apple California, Assembled in China, se puede leer en cualquier producto Apple).

La parte que me gusta del modelo occidental es que todo el mundo opina y todo el mundo escucha, y la parte que me gusta del oriental es que la gente intenta colaborar con otros, priorizando el bien de todo el grupo sobre el suyo. A veces puede resultar un sacrificio personal, pero si todo el grupo consigue el éxito, como un mienbro que haya contribuido, también será un éxito personal, no creeis?

Totalmente de acuerdo contigo Fangfei debemos buscar y mezclar lo mejor de las dos culturas, pera crear una forma de trabajar óptima. Me quedo con una definición:

Innova colaborando.


letras-chinas