Definición de Auto-Regulación

por Alfonso Gutiérrez

Auto-Regulación.

La auto-regulación o el control de uno mismo es muy importante porque quienes saben dominar sus sentimientos e impulsos consiguen establecer un clima de confianza mutua y de equidad. El dominio de uno mismo  tiende a ser contagioso. Nadie quiere que la tachen de temperamental cuando el jefe tiene fama de equilibrado.

En segundo lugar, el auto-control es una ventaja competitiva. Quienes dominan sus emociones pueden enfrentarse mejor al cambio. Cuando tienen que cambiar no se ponen nerviosos. Lo que hacen es reflexionar y adaptarse.
Agua
Por tanto, es fácil reconocer los indicadores del auto-control emocional: la tendencia a reflexionar y pensar en las consecuencias; sentirse a gusto con la ambigüedad y el cambio, y la integridad que se manifiesta en la capacidad de controlar los impulsos.